La reactivación educativa

A la par de la salud y la economía, la educación es uno de los desafíos fundamentales en el desarrollo del país. De hecho, de la educación depende la calidad de nuestro futuro. Y esto, tan elemental e incluso ordinario en el discurso político, parece ser en ocasiones una preocupación prescindible. Sin embargo, la nueva realidad que habrá de conformarse a partir de la pandemia de Covid -19 y su secuela, desigual y compleja, se habrá de caracterizar en gran medida por la forma en que afrontemos el reto educativo.

En este sentido, es muy alentador el paso que dieron varios gobiernos de los estados después de la vacunación de los maestros para impulsar el regreso a clases en una primera experiencia controlada y con la aplicación de los protocolos sanitarios.

Una lección que queda después de más de un año de contingencia sanitaria es que si se aplican las medidas preventivas que recomienda el sector salud, los riesgos asociados a la reapertura de las escuelas es relativamente bajo.

El efecto de cerrar las escuelas, y en esto no hay la menor duda, ha repercutido en un grave deterioro de los aprendizajes de los estudiantes. El Banco Mundial estima que los aprendizajes de los estudiantes mexicanos podrían haberse atrasado un equivalente de dos años. Y algo lacerante es que los más perjudicados han sido los estudiantes en condición de pobreza, tanto por la dificultad de acceso al uso de las tecnologías digitales, como por la pérdida del apoyo alimenticio que reciben en las escuelas.

De acuerdo con los datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación y la Cultura ( UNESCO), los estudiantes de los países de América Latina son los que más clases presenciales han perdido desde que dio inicio la emergencia sanitaria: hasta el 30 de abril de 2021 habían perdido 217 días de clases presenciales, más de un ciclo escolar completo y 92 días más de lo perdieron los estudiantes en otras regiones del planeta.

La reapertura de las escuelas, sin embargo, no puede significar un retorno a la misma dinámica bajo la cual funcionaban. Ahora tenemos que reconocer y tomar en cuenta las condiciones socioeconómicas de los alumnos, su salud y su situación emocional; impulsar e incorporar la corresponsabilidad de los padres de familia; garantizar una mayor calidad en la gestión directiva; mejorar la infraestructura y el equipamiento de las escuelas; fomentar la formación y actualización de los maestros; promover y difundir el aprendizaje de las tecnologías digitales y, una línea de trabajo determinante, repensar cuales deben ser los contenidos curriculares prioritarios en los distintos niveles educativos, a partir del atraso que tuvo el proceso enseñanza-aprendizaje con el cierre de los centrales escolares.

El regreso a clases no es solo un problema organizativo, de acondicionamiento material de los espacios escolares o de aplicación de protocolos sanitarios, es el retorno a una realidad diferente con la carga de los rezagos educativos que implicó hacer frente a la crisis sanitaria. Por ello, con más razones que nunca, deben privilegiarse los aprendizajes básicos de la lectura, la escritura y las matemáticas y el uso de las tecnologías digitales, como un primer escalón en todos los niveles educativos, que puede hacer posible el aprendizaje de los contenidos específicos de otras áreas del conocimiento. El reto es aprender a pensar, aprender a ejercer libre y responsablemente la voluntad: aprender a aprender.

Independientemente de las muy serias confusiones y erráticas desiciones del Gobierno federal en la orientación del rumbo del país, lo cual distorsiona su concepto de la estrategia que se debe adoptar en el sector educativo, los gobiernos estatales y las comunidades locales deben impulsar con determinación la reactivación educativa y convertirla en el instrumento más importante para lograr el desarrollo sostenible al que aspiramos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s