En sentido contrario

Es muy preocupante que las decisiones de política pública del Gobierno federal respecto a la economía, la mejoría de la calidad de vida de la población y, particularmente, la superación de la emergencia sanitaria provocada por el cornavirus, se adopten en sentido contrario de lo que se requiere para asegurar un mejor desarrollo del país.

Aun con las grandes desigualdades y rezagos sociales, las condiciones de atraso que prevalecen en distintos ámbitos, el Banco Mundial ubica a México como una de las 15 economías más grandes del mundo, con instituciones macroeconómicas sólidas y abierto al comercio.

No se puede menospreciar el esfuerzo hecho durante las últimas décadas para modelar una economía nacional diversificada, moderna y en activa interacción con la economía global.


No obstante, con el propósito declarado de resolver los problemas de la corrupción en la gestión pública, abatir la pobreza de millones de personas y superar la inequitativa distribución de la riqueza, se han tomado resoluciones cuyas consecuencias apuntan exactamente a lo contrario de lo que se pretende.

Así, se han cancelado proyectos de infraestructura cuya realización habría incrementado notablemente la competitividad del país, proyectos productivos que, al suspenderse, generan una gran turbulencia y desconfianza en el sector privado y entre los inversionistas extranjeros, y programas sociales que hacen más crítica la vulnerabilidad de amplios sectores de la población.

Se han cancelado programas gubernamentales de incuestionable valor social como las Estancias Infantiles que eran un importante apoyo para las mujeres trabajadoras, el Apoyo a la Vivienda, la Atención de Jornaleros Agrícolas, el Empleo Temporal, los Comedores Comunitarios, el Instituto Nacional de Infraestructura Física Educativa, ProMéxico, el Instituto Nacional del Emprendedor y el Fondo Nacional de Desastres; se hicieron muy graves reducciones presupuestales a la mayoría de las delegaciones de la Comisión Nacional Forestal y a los viveros forestales a cargo del Ejército, entre muchos otros proyectos muy exitosos y que cubrían importantes necesidades. La cancelación de las medicinas a los niños con cáncer es el ejemplo más conocido y que muestra vivamente el grado de sensibilidad y calidad humana de quienes encabezan el Gobierno federal.

Pero los resultados no se han hecho esperar: en 2019 la economía mexicana creció tan solo 0.1% del PIB, aun sin los efectos de la pandemia; en 2020, ya con la crisis sanitaria, se registró un desplome del -8.5% del PIB, cifra que pudo haber sido menor si el Gobierno hubiera replicado lo que hicieron los países más avanzados al destinar recursos para apoyar a sus trabajadores y a sus empresas; pero no, aquí vamos en sentido contrario.

Y aún más grave. El Consejo para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) ha calculado, con las propias cifras del Gobierno y del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, que la población en condición de pobreza y de pobreza extrema se han incrementado durante los últimos meses en alrededor de 10 millones de personas, con lo cual más de la mitad de la población mexicana se encuentra en esa situación.

Para este 2021, el Banco de México estima que la economía pueda crecer por arriba del 5.0% gracias al “jalón” del crecimiento de la economía norteamericana, por la reactivación que se espera después de las fases más severas de la pandemia y por los efectos de la vacunación. Pero también se observa una inflación que dobla ya la meta de 3.0% que ha establecido el propio Banco Central y que se espera sea pasajera y dure solo el tiempo que tarda la economía en recomponerse.

La economía va a crecer por su propia inercia, claro, a menos que se adopten otras decisiones para boicotearla o que se intensifiquen las medidas contrarreformistas que agraven la incertidumbre y la desconfianza hacia nuestro país, como lamentablemente ha sido hasta ahora. En sentido contrario.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s