Los daños de la contrarreforma energética

Por los malos resultados en el crecimiento de la economía, el manejo inepto de la crisis sanitaria de Covid-19, el aumento de millones de personas en condición de pobreza y las iniciativas que pretenden el retroceso, sería ya muy necesaria una reflexión de la ciudadanía para cuestionar:

¿Cómo es posible que el titular de Poder Ejecutivo federal, responsable de fomentar la unidad de los mexicanos y de conducir los esfuerzos para lograr un mejor futuro, sea precisamente quien incumpla abiertamente el mandato que recibió con el voto mayoritario, promueva el encono entre los diferentes grupos sociales y, con sus acciones de Gobierno, destruya las bases mismas del desarrollo del país?

Es lo que pasa con la propuesta de contrarreforma del sector energético. Contrario a las políticas que la mayoría de los países del mundo están adoptando para evitar la catástrofe universal que provocará el cambio climático, avanzar en la transición hacia la producción de energías renovables y fomentar la eficiencia económica de las empresas públicas, el Presidente mexicano impulsa una iniciativa de cambios a la Constitución que atenta contra estos propósitos. Su propuesta puede ocasionar graves daños a la economía, al bienestar de la población, al medio ambiente y al régimen del estado de derecho de nuestro país.

En lo económico, regresar al monopolio de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), destruir el marco regulatorio del sector energético y pasar del régimen de empresa productiva al de organismo de Estado, repercutirá en un colapso de la planta productiva nacional. Y esto es cierre de empresas, desempleo, cancelación de nuevas inversiones y una caída extraordinaria de la competitividad de México en la economía global.

La CFE será juez y parte. Como tal, para atender la demanda de electricidad le dará preferencia a la que se produce en sus propias plantas, más cara en comparación con la producida por los particulares (incluidas las plantas de energías renovables) que no tendrá prioridad. Así, se producirá un alza indiscriminada de las tarifas eléctricas que pagan los más de 46.2 millones de consumidores en el país.

Y aún cuando se cumpla el compromiso de que las tarifas residenciales no aumenten más que la inflación, es previsible un impacto económico generalizado que necesariamente afectará el bienestar de toda la población.

La cancelación de inversiones privadas debilitará la infraestructura productiva para generar energía eléctrica, situación que no podrá compensar la CFE en virtud de sus graves problemas financieros, lo cual redundará en una mayor frecuencia de apagones por la incapacidad de producir la energía que demanda el mercado.

Y habrá que considerar también el complicado escenario por el incumplimiento de los tratados internacionales, al impedir la operación de las inversiones extranjeras como estaba pactado, más el daño patrimonial estimado en 44 mil millones de dólares que se puede tener por las demandas de indemnización de cientos de plantas privadas.

El Laboratorio Nacional de Energía Renovable (NREL, por sus siglas en inglés) del Departamento de Energía de los Estados Unidos, ha señalado que una participación dominante de la CFE en el mercado eléctrico limitará el consumo de la electricidad que se produce en los parques solares y eólicos ya instalados en México, lo cual aumentará entre un 26% y un 65% las emisiones contaminantes de carbono y entre un 32% y un 54% los costos de generación de electricidad.

El retroceso de la contrarreforma implica también incumplir, de manera irresponsable, los compromisos de México ante la comunidad internacional para mitigar el cambio climático y vulnerar el derecho humano a un ambiente sano y limpio.

Frente a esta nueva embestida de motivaciones políticas e ideológicas del Ejecutivo federal en contra del país, es necesaria una respuesta determinante de la sociedad civil, la intervención unida de los partidos políticos opositores y la acción decidida de los empresarios. El futuro de México está en juego.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s